Follow by Email

jueves, 24 de enero de 2013

Educación para la salud

Es importante el saber, hay muchos campos, muchas materias, muchas habilidades, capacidades...
Hoy en día en internet, nos bombardean con información, muchas veces veraces, otras no tanto. Desde este blog quiero ir dando información a todo aquel que esté interesado en el campo de la salud, de una manera amena, sin sobrecarga de términos técnicos, de una forma más coloquial. Para aprender un poco más y entendernos. O procurar, al menos, ver como somos y por qué nos comportamos, como nos comportamos.

El funcionamiento del cuerpo es complicado, hay muchas estructuras, músculos, vísceras, ligamentos, articulaciones, membranas, cartílagos, glándulas, células...y cada uno con su nombre...

Todo tiene su porqué en nuestro cuerpo, su función, todo es necesario, nada sobra. La evolución ha configurado nuestra composición corporal, es decir, ha sido la necesidad de sobrevivir lo que lo ha hecho.

¿Y qué es eso de la evolución?. De una manera más sencilla, es nuestra capacidad de solventar los problemas que hacen peligrar nuestra supervivencia, tanto a nivel individual, como a nivel de especie.

Recibimos estímulos de un ambiente hostil, y elaboramos respuestas. A veces estas respuestas son adecuadas a lo que ocurre y otras, sin embargo, son exageradas. Si estamos paseando por el monte y de repente nos sale al paso un lobo, realizaremos una respuesta automática de ataque, defensa o huida. Pero en otras ocasiones ante un estímulo mínimo, se nos disparan las alertas, es una respuesta exagerada, y aparece el estrés. Esto se va a transmitir a las siguientes generaciones.

 Recuerdo un ejemplo que decían de la transmisión del miedo, debían pasar 5 generaciones de ciervos para que se desactivara la respuesta al miedo a los lobos. En la quinta generación, el lobo ya no desencadenaba la respuesta de miedo en el cervatillo.

Así funcionamos, hay una parte de nuestro sistema nervioso que toma el control en determinadas situaciones, la solución, poner conciencia y consciencia en los actos. Saber cómo y qué nos motiva a hacer lo que hacemos, como lo hacemos. Es necesario incluir este conocimiento en las sesiones de terapia, los pacientes no sois sujetos pasivos, es necesario conocer cómo funciona vuestro cuerpo.
 En www.osteopatia-archanco.com aprenderéis a cuidaros mejor. Utilizar al fisioterapeuta para no necesitar al fisioterapeuta. Si sabes, puedes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Animate a comentar, así esto es más nutritivo, Gracias