Follow by Email

miércoles, 25 de marzo de 2020

¿Y si tengo el Covid 19?¿ Ahora qué?


El covid-19, o SarS-Cov-2:

Es un coronavirus cuya puerta principal de entrada, aunque no la única, es la vía aérea.

Como ya dijimos en la anterior entrada de este blog, el virus causa mayor afectación a personas con patologías previas y ciertas medicaciones. Esto no quiere decir que a personas jóvenes, o incluso bebés, no les afecten, sino que su respuesta inmune, y su metabolismo celular, es más eficiente. Es decir, se defienden mejor, y se reparan mejor.

El virus "secuestra" las células sanas del epitelio bronquial, le inyecta su ARN y les ordenan que dejen de hacer lo que están haciendo. Se replican dentro de ellas, luego se ensamblan y se liberan nuevos virus que hacen lo propio con otras células. En este enlace tienes un artículo del New york Times, que lo explica de manera muy gráfica

Las células más afectadas, son las células epiteliales (secretoras de moco) y las células ciliares (encargadas de mover el moco).

Al ser un virus nuevo, el cuerpo no reconoce la agresión, y tarda en reaccionar, y cuando la respuesta inmune se da, a veces es muy exagerada, provocando un estado de inflamación.

La diseminación del virus se va dando por todo el cuerpo,empezando por las mucosas epiteliales, y provocando al final sepsis(infección generalizada).

Esto no va a ocurrir de golpe en todo el cuerpo, sino  de manera progresiva. Pero hay casos, pocos afortunadamente, que el cuadro empeora y avanza de manera más rápida.

Repito, esto se da sobre todo en personas con edad muy avanzada y metabolismo muy bajo, y en ciertas patologías y con una medicación, que sus médicos conocen y gestionan.

Entonces, ¿qué se puede hacer si ya tengo el covid-19?

Sobre todo, seguir las recomendaciones de aislamiento domiciliario que ha determinado salud.
Lo más importante, hacer uso de mascarilla para no contagiar al resto de habitantes de la casa, y extremar las medida de higiene, para no contaminar los objetos de la casa.

MUY IMPORTANTE la higiene de manos, virus tiene apetencia por las mucocas, así que podría acceder a otras mucosas del propio infectado. Así que no cuesta nada lavarse las manos antes y después de ir al baño, e higienizar el baño, después de su uso (sobre todo si es compartido).

Si se puede, quedarse en una habitación, y sólo salir para lo imprescindible, como el uso del aseo. (recomiendo recuperar la figura del orinal)

La mayoría de las veces, los síntomas van a ser leves, fiebre, tos seca, congestión nasal, cansancio, dolor de garganta, mareos,falta de olfato, náuseas, diarreas...

Que así sean, y que así sigan, leves durante los 14 días de convalecencia.

Como hemos dicho antes, el problema empieza en  vías respiratorias y afecta sobre todo a la producción de moco y su transporte a las vías principales. Esto hace que el moco no se pueda desalojar de manera correcta. Por eso este síndrome cursa con tos seca.

Al alterarse la producción, no hay mucho que desalojar, pero hay, y nuestra labor va a consistir en que las zonas sanas, sigan siendo activas y sanas, el mayor tiempo posible:


  • El moco son proteínas y agua, procurad mantener una dieta e hidratación adecuada.
  • Mantén el tono físico durante el aislamiento, y en el tiempo en que los síntomas, nos permitan hacer ejercicio.
  • Realiza ejercicios específicos de rehabilitación ventilatoria. Suena difícil, pero no lo es. 

Nuestros mocos nos ayudan:

El moco es una defensa que usa el cuerpo para mantener alejados los microbios (virus incluídos) es una barrera que entorpece la entrada de partículas a nuestro árbol bronquial.

Recuerdo cuando me toca ir a Madrid, o a otras grandes ciudades a algún curso, lo que más me llama la atención es que cuando me sueno los mocos, estos salen negros...

 El moco está repartido por todo el cuerpo, de hecho, ayuda a defender a nuestras mucosas de las partículas del aire, de los agentes patógenos, y agentes físicos y químicos. Todos los humanos tenemos mocos. Son necesarios y una eficaz barrera para las infeciones. El 95% del moco es agua así que a tomar mucha agua durante todo el día.

Nuestra nariz:

Es una maravilla, un diseño evolutivo espectacular  y una mascarilla natural, que ayuda a calentar, humedecer y filtrar el aire de un montón de sustancias nocivas. Es muy importante utilizar la ventana nasal para tomar el aire, así muchas de estas impurezas, quedan alojadas en este moco.
Vamos a utilizar ese filtro, intentad respirar por la nariz (sobre todo al coger aire)



También podemos hacer lavados nasales, con agua o suero fisiológico, para humectar los mocos de la zona, y ayudar a eliminarlos.

El ejercicio:

Es complicado, pero no imposible mantener el tono físico durante el confinamiento. Hay un montón de profesionales que ofrecen su conocimiento on line, de forma altruista, para hacer más llevadero, estos días, os animo a que hagáis ejercicio de manera habitual. Esto os mantendrá con el metabolismo basal más elevado, tonificará vuestros músculos y tono cardíaco, os aumentará el volumen ventilatorio, y el movimiento bronquial. Aunque os parezca poco, cualquier estímulo de ejercicio, es importante.

Al aumentar la frecuencia cardíaca, y ventilatoria, favorece el flujo aéreo en los pulmones, el intercambio gaseoso.y que no colapsen las vías aéreas (atelectasias)

El ejercicio también favorece la  alveolarización:
Es la última fase del desarrollo del tejido pulmonar en el feto, empieza en  la semana 36  de embarazo, y va a durar toda la vida.

Es la manera que tiene el cuerpo de dar solución a un pobre intercambio gaseoso. Se da toda la vida, no sólo en los bebés y en jóvenes)

Para estimular la alveolarización, es necesario un amento de flujo aéreo a nivel alveolar, y un aumento de flujo sanguíneo para que se nutra ese nuevo alvéolo.

El ejercicio es la mejor manera de estimular esta capacidad, en el jóven y en adulto.

 Así que lo mismo da bici estática, comba, ejercicios funcionales, calistenia, pesas, TRX, yoga, pilates, hipopresivos.... Todo vale.

Eso sí, sin llegar a la hiperreactividad bronquial... vamos, con cabeza...

El ejercicio de rehabilitación respiratoria:

En este  enlace, la fisioterapeuta @cadenasfisio, os muestra cómo hacer una adecuada ventilación, pero vamos que no tiene mucho misterio. Cogemos aire por la nariz, incluso podemos poner los dedos en pinza en nuestra nariz, para estrechar un poco más la ventana de la nariz y prolongar un poco el tiempo inspiratorio, mantenemos unos segundos el aire en los pulmones, y luego expulsamos el aire por la boca, de manera suave y lenta hasta vaciarnos del todo.

Ejercicio con presión espiratoria positiva(PEEP):

Una vez, hablando con un clarinetista profesional en mi consulta y sobre la respiración, me dijo que era un ejercicio extraordinario para el aclaramiento mucociliar, es decir, para desalojar mocos. Si vas a utilizar la trompeta, con sordina, por favor...



al hacer una resistencia al flujo del aire, aumenta la presión dentro del bronquio,  facilita el desalojo del moco y evita que la vía aérea colapse y  se cierre. Así evitamos el cierre de los bronquiolos terminales, se puede llevar aire a los alveólos, mejorando nuestro intercambio gaseoso.

 Si como yo, no tienes trompeta, ni quieres problemas con los vecinos, puedes dedicarte en  este tiempo a la globoflexia, o coges la colchoneta o los mangitos de los críos, y a hincharlos.... Eso sí, los globos o demás utensilios hinchables, son personales e intransferibles.

Existen aparatos de ventilación PEEP específicos y más sofisticados (caros) por internet y otros más sencillos (baratos) . Pero poniéndole imaginación, podéis ir ejercitando la musculatura ventilatoria y bronquial.

Ya os digo, desde la sencillez de un globo a los aparatos de rehabilitación, todo ayuda. Facilitando la expulsión de moco, y estimulando la motilidad bronquial, nos ayudará a estar mejor oxigenados. Ahí está el truco.

 En principio Parece que el virus no afecta a la motilidad del músculo bronquial, hay que aprovechar eso y evitar que la luz bronquial se cierre.

 Los ejercicios hipopresivos comparten la espiración con labios fruncidos, es un método ideal para estos días.

RECORDAD: La posibilidad de contagio por parte de las personas infectadas continúa, hasta 37 días después de desaparecer los síntomas.

Y si no estáis aún infectados, estas recomendaciones os van a ayudar para prevenir las complicaciones en una supuesta afección.

 Recordad, dieta, hidratación, suplementación con PROBIÓTICOS  y ejercicio.

Si tenéis cualquier duda, comentadme, y si puedo os la resuelvo, y sino busco la información.

SALUDos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Animate a comentar, así esto es más nutritivo, Gracias