viernes, 31 de julio de 2015

La vida en nosotros

"Somos una comunidad andante de bacterias", esto lo dice El divulgador científico Eduardo Punset. Desde los seres unicelulares primigenios, la vida en la tierrra ha ido evolucionando, gracias a la competencia, la adaptación, y también a la colaboración entre especies de bacterias. Unas siguen viviendo de manera individual, y otras se han agrupado para formar los seres pluricelulares entre los que nos encontramos los seres humanos.

La vida en nosotros es una serie documental de dos capítulos, en la que se muestra que nuestro cuerpo, en sí mismo, es un gran ecosistema para muchas especies de microorganismos, que se relacionan entre ellos, y con nosotros. Como ocurre con cualquier ecosistema, en el cuerpo humano también ocurren diferentes circunstancias que pueden alterar este ecosistema, y hacerlo inestable.
En relativamente poco tiempo, hemos pasado de vivir en un entorno natural a utilizar entornos cada vez más asépticos, jabones, detergentes, cloro, desinfectantes,con alimentos muy elaborados, con fármacos antibióticos... Todo esto hace que nuestra microbiota, que son los microorganismos que habitan con nosotros, sea menos abundante, y menos variada. 

Dentro de las entrevistas a expertos que ofrece este documental, hay una en la que explican que se realizó un experimento con estudiantes sobre la flora bacteriana que habitaba en sel ombligo, los resultados fueron que en los distintos sujetos analizados había una variabilidad de unas 2500 especies diferentes de microorganismos, algunos tenían más de 2000 y otros tan sólo 5 ó 6. Y comprobaron que a más variedad de estas especies, mejor índice de salud.

Para poder minimizar los estragos en nuestra microbiota, recomiendan menos estrés, evitar alimentos procesados, tomar alimentos probióticos, entrar en contacto con la naturaleza dónde hay una mayor diversidad de especies microbianas. Aumentando el número de microorganismos en contacto con nosotros, es más difícil que una especie predomine sobre las demás y colonice a nuestro organismo, provocando enfermedades. Y por otro lado, al haber un mayor número de microorganismos, nuestro sistema inmune, permanece ocupado con estos microorganismos y no provoca ataque a nuestro propio organismo, como sucede en las enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, las alergias, las enfermedades reumáticas...

Quizás es hora de cambiar nuestro modo de ver a estos microorganismos y aprender a convivir con ellos de una manera equilibrada, ya que si les dejamos un hueco para vivir, nuestro cuerpo lo agradecerá.

"Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo" eso lo decía José Ortega y Gaset, quizás se refería a nuestra microbiota...

Aquí podéis ver el primer capítulo:




Y aquí el segundo:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Animate a comentar, así esto es más nutritivo, Gracias