Follow by Email

sábado, 9 de noviembre de 2013

La terapia Gestalt

Este pasado mes de octubre cerré mi formación como terapeuta gestáltico, tras casi 4 años de terapias individuales y grupales. Pero es difícil explicar una terapia que el propio Firtz Perls, creador de la misma, la definía como ateórica.

La terapia Gestalt es una terapia que tiene como objetivo, además de ayudar al paciente a sobreponerse a síntomas, permitirle llegar a ser más completa y creativamente vivo y liberarse de los bloqueos y asuntos inconclusos que disminuyen la satisfacción óptima, autorrealización y crecimiento.

En realidad se nutre de muchas corrientes filosóficas y psicológicas, que hacen de la terapia gestalt una de las vertientes de la psicología humanista (o Tercera Fuerza), la cual se caracteriza por no estar enfocada exclusivamente a tratar a enfermos y las psicopatologías, sino también para desarrollar el potencial humano.

A diferencia de otros enfoques, la terapia Gestalt se enfoca más en los procesos que en los contenidos. Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento, por encima de lo que fue, pudo haber sido, podría ser o debería estar sucediendo.

Utiliza el método del darse cuenta («awareness» ) predominando el percibir, sentir y actuar. El paciente aprende a hacerse más consciente de lo que siente y hace. De este modo, va desarrollando su habilidad para aceptarse y para experimentar el «aquí y ahora» sin tanta interferencia de las respuestas fijadas del pasado.

Toda la vida y el comportamiento humano son gobernados por un proceso de homeostasis o adaptación mediante el cual todo organismo busca su equilibrio y satisface sus necesidades. Cuando el proceso de autorregulación homeostática falla, el organismo permanece en estado de desequilibrio. Entonces es incapaz de satisfacer sus necesidades y se enferma.

El ser humano es un organismo unificado (concepto holístico), por lo tanto debemos tratar al hombre en su totalidad. Actividad mental y actividad física son dos niveles que corresponden a órdenes diferentes de materia y no a una división mente-cuerpo. Es aquí donde yo encuentro el punto de unión con la terapia manual, ya que muchas veces ocurre que en estas desadaptaciones ocasionadas por desórdenes mentales, se llega llega a alterar la estructura y funciones corporales.

En el proceso de la formación en terapia gestalt tuvimos que hacer una serie de trabajos, os dejo con el trabajo que realicé para intentar explicar de otra manera la psicoterapia Gestalt, ya que una imagen vale más que mil palabras:

Primera parte:
http://vimeo.com/79567277

Segunda parte:
http://vimeo.com/80109018

Tercera parte:
http://vimeo.com/80643751


Por cierto, ¿cuantos rostros has visto en la imagen de arriba?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Animate a comentar, así esto es más nutritivo, Gracias