Follow by Email

martes, 23 de julio de 2013

Las emociones son del cuerpo

El ser humano, como mamífero que es, es una especie emocional, nuestras emociones nos influyen, y de qué manera.

El estudio de las emociones desde el punto de vista de las neurociencias es un campo relativamente novedoso. Antonio Damasio es uno de los pioneros en este tipo de investigaciones y una de las personas con más autoridad en el mundo para hablar sobre el tema.
Creo que nadie mejor que él para explicarnos la relación entre lo que percibimos en el ambiente y cómo nos influye a nivel corporal.

"Es muy importante distinguir entre la fase de la emoción y la fase del sentimiento. Cuando experimentas una emoción, por ejemplo la emoción de miedo, hay un estímulo que tiene la capacidad de desencadenar una reacción automática. Y esta reacción, por supuesto, empieza en el cerebro, pero luego pasa a reflejarse en el cuerpo, ya sea en el cuerpo real o en nuestra simulación interna del cuerpo. Y entonces tenemos la posibilidad de proyectar esa reacción concreta con varias ideas que se relacionan con esas reacciones y con el objeto que ha causado la reacción. Cuando percibimos todo eso es cuando tenemos un sentimiento. Así que percibiremos simultáneamente que alguien ha gritado (y eso nos inquieta), que nuestra frecuencia cardíaca y nuestro cuerpo cambian, y que, cuando oímos el grito, pensamos que hay peligro, que podemos o bien quedarnos quietos y prestar mucha atención, o bien salir corriendo. Y todo este conjunto -el estímulo que lo ha generado, la reacción en el cuerpo y las ideas que acompañan esa reacción- es lo que constituye el sentimiento. Sentir es percibir todo esto, y por eso vuelve a situarse en la fase mental. De modo que empieza en el exterior, nos modifica porque así lo determina el cerebro, altera el organismo y entonces lo percibimos.
 Si no sintiéramos nuestro organismo, para empezar, si no notáramos sus cambios, no podría haber conciencia. La conciencia está íntimamente vinculada con esta sensación inicial de uno mismo, y para tener una sensación de uno mismo es necesario sentir tu propio organismo y lo que cambia en él."*

Es desde el entorno donde captamos los estimulos, y desde nuestro cuerpo dónde elaboramos las respuestas.

Las reacciones corporales a los estímulos externos se van a ver plasmadas en las funciones corporales, en nuestra movilidad y motilidad visceral. El cerebro nos acelera el pulso, nos cambia el color de piel, nos hace ir al baño corriendo, nos corta la respiración, nos impide tragar, o digerir algo... dormir bien.

-Es que mi jefe me estresa!!
-No, lo que pasa es que su cerebro percibe a su jefe como un agente hostil. Y elabora una respuesta defensiva.

Quizá las frases" no lo trago", "me pone del hígado", "me asfixia esta persona" tengan ahora un sentido más científico, quien sabe...

 De todo esto hay que sacar la lectura de la importancia de la escucha del cuerpo, siempre nos da información de lo que pasa, a veces sutil, a veces exagerada, y eso es lo que hay que empezar a aprender a leer para,como en el libro del Dr. Barral,"Comprender los mensajes de nuestro cuerpo".

En Osteopatia Archanco, te ayudo a interpretar esas señales, a minimizar los impactos de las emociones negativas en tu cuerpo y a recuperar la libertad de tus tejidos.

 Acabo la entrada con una frase del Dr, Damasio:
"No se puede tener un sentimiento propiamente dicho sin conciencia, pero no creo que se pueda tener conciencia sin un sentimiento."


*Puedes leer la entrevista que le realizó Eduard Punset al Dr. Antonio Damasio aquí
:
 http://www.eduardpunset.es/419/charlas-con/el-cerebro-teatro-de-las-emociones

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Animate a comentar, así esto es más nutritivo, Gracias