Follow by Email

lunes, 3 de junio de 2013

Los sueños


Los sueños, su simbología y su significado siempre han apasionado a nuestra especie, desde la más remota antigüedad en todas las culturas, se ha buscado encontrar para qué le puede servir al ser humano, el tenerlos.

Incluso hoy, desde la neurociencia, se va intentando desmarañar la utilidad de este recurso, que presenta el cerebro al individuo. Parece, en todo caso, que el cerebro y sus unidades básicas funcionales, las neuronas y las células que las rodean, se sirven del sueño para asimilar los conocimientos adquiridos durante el día. Pero, ¿qué pasa con las representaciones de imágenes durante el sueño? ¿Qué significan? esa es la gran pregunta.

Firtz Perls, quien junto con su mujer, intentó dar una respuesta a esta pregunta, y desarrolló una manera de interpretarlos. A diferencia de Freud, quien interpretaba el simbolismo de los elementos que  aparecen en el sueño, Perls le deja la interpretación al soñante, por una sencilla razón, las experiencias vitales del soñante, su educación, cultura, religión etc. son diferentes en cada caso. A una persona, una playa desierta puede parecerle un lugar paradisíaco. Mientras que a otra, causarle el mayor de los terrores al recordarle un accidente en el agua. Mismo símbolo, distintas experiencias previas, distintas interpretaciones.

Otra de las teorías de Perls  es, que todos los símbolos que aparecen en el el sueño, son proyecciones del no consciente del soñante. Como dice en su libro sueños y existencia: "los sueños son la autopista al no consciente del paciente". Desde la teapia gestalt hay varias formas de abordar el trabajo de los sueños. En las siguientes líneas te explico una que la puedes utilizar en casa, es muy sencilla:
  1. Relátate el sueño, escríbelo, o grábalo, lo que prefieras. Cada uno lo que prefiera.
  2. Vuelve a relatarte el sueño, pero esta vez en tiempo  presente y  en primera persona. "Yo voy por una calle obscura,  me encuentro un maletín..." de esta manera  suelen aparecer nuevos detalles del sueño, que en el primer relato no aparecieron.
  3. Ahora, la tercera, la vencida. De la misma manera que has relatado el sueño en el anterior punto, vuelve a hacerlo, pero esta vez, intercalando cada poco esta frase: "y mi vida es así". Como en el anterior ejemplo "yo voy por una calle obscura, y mi vida es así". Me encuentro un maletín "y mi vida es así".
Algunas de estas frases no tendrán mucho sentido, otras algo más y otras te ayudarán mucho, por que esta es una manera de traer el sueño al tiempo presente y a tu vida actual. Recuerda, en todo caso, que es una interpretación que te dará una pauta para un trabajo más profundo, de la mano de un profesional. En www.osteopatia-archanco.com podrás apuntarte a los talleres de sueños y a otras terapias que te impulsarán en tu crecimiento personal.
¡¡Felices Sueños!!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Animate a comentar, así esto es más nutritivo, Gracias